Las Alitas de Ali

Te gustan las alitas de pollo??? A mí me encantan!!! Las he llamado las alitas de Ali porque mi hermana me dice Ali...en la escuela me decían "alita de pollo" así que pensé en tener un poco de humor con esto.Sin el más mínimo de falsa humildad, he de decirte que estas alitas son un hit cada vez que los hago. No te arrepentirás de probarlas, te lo garantizo! Bueno, a menos que seas vegetariano.
En mi casa, gracias a Dios, soy profeta así que tengo ganado ese terreno. Ahora que vivo con una amiga en San Salvador, hemos hecho de algunos jueves al mes, nuestro jueves de alitas en casa de mi amiga, a ellos les encanta acompañadas de cerveza y nos reunimos a comer, reir, charlar y karaokar.
También son excelentes para un almuerzo dominguero, sentados frente al televisor viendo deportes. Aquí va la receta:

INGREDIENTES:
24 alitas de pollo
2 tazas de salsa barbacoa de tu preferencia
3/4 taza de miel de abejas
3 cucharas de harina de trigo
ajo en polvo
pimienta negra molida
sal
chile picante de tu preferencia
aceite para freir


PROCEDIMIENTO:
1) Preparamos la salsa para nuestras alitas y la dejamos lista en un recipiente hondo:
mezclamos bien la salsa barbacoa, la miel de abejas, 1 cucharita de ajo en polvo (mucho ojo, NO es lo mismo que sal de ajo), 1 cucharita de pimienta y 2 cucharitas de chile picante (o más si gustas).

2) Ahora preparas el condimento del pollo y lo dejas en un recipiente pequeño hasta que lo necesites: 2 cucharitas de pimienta negra molida, 1 cucharita de sal y una cucharita de ajo en polvo.

3) Ahora preparamos el pollo: Le quitas las puntas a las alitas y se las das a tu gato o al chucho, pero esas no las quieres.

4) Partes las alitas por mitades y lo colocas en un recipiente con agua y jugo de limón, las lavas bien con esa agua; luego botas el agua y escurres bien las alitas. Sécalas bien con papel toalla.

5) Pones mucho aceite a calentar. En inglés te diría que vamos a "deep fry" las alitas...como no se como se dice en español, te diré que las vamos a freir en mucho aceite.

6) Espolvoreas el condimento de las alitas sobre ellas, le das un rico masajito para que se incorpore bien en todas las alitas. Al final, tomas unos 3 cucharas de harina y se las espolvoreas encima revolviendo bien las alitas. Se sentirán un poco pegajosas, no te preocupes, eso se volverá tostadito al freirse.

7) Para saber cuándo está listo el aceite, yo coloco la punta de una cuchara de madera dentro del aceite. Cuando el aceite está listo, al hacer esto, se forman burbujitas al rededor de la cuchara de forma inmediata y en abundancia. Esa es mi señal!

8) Colocas las alitas en el aceite caliente y las dejas freír unos 10 o 15 minutos. Esto depende del tipo de estufa que tienes (algunas son más lentas que otras) y del clima o la altitud en la que vives también, así que no te preocupes si te tardas más tiempo que eso.

9) Cuando están listas, se verán doraditas, las colocas en un platón o recipiente con papel toalla para que este le absorba el exceso de aceite.

10) Ahora que ya están listas, échalas en tu recipiente con la salsa y con un tenedor dales vueltas hasta que todas queden bien cubiertas.


Listo! Buen provecho!!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Berenjena con aceite de oliva y ajo

Tortitas de banano o plátano verde

Baleadas hondureñas