Comida casera, deliciosa, sencilla y fácil de preparar. Bienvenido!

lunes, 14 de noviembre de 2011

Pescado horneado

Amo el pescado! 
Ni modo, soy isleña, me tiene que gustar.
Por lo general me lo como frito, pero quiero mostrarles una manera muy fácil de preparar el pescado y quizá se animen.
Además, tengo un pequeño video mostrándoles una forma sencilla de quitar las escamas al pescado: sumergido y con un tenedor. Debo admitir que jamás se me habría ocurrido usar un tenedor para quitar escamas o sumergir el pescado en agua mientras le quito las escamas. Fue una lección que me enseñó mi madre hace apenas unas 2 semanas y por internet. Así que en cuanto tuve la oportunidad, decidí hacer un video pequeñito para que vean lo fácil que es.

Sumergir el pescado en agua para quitar las escamas, evita que estas salgan volando por todas partes; usar un tenedor para este proceso, simplemente lo facilita... y de paso nos evitamos una posible herida con el cuchillo.


INGREDIENTES:


Pescado de mar, el de tu preferencia y en la cantidad necesaria para los comensales (en mi caso, 4 pequeños)
1 o 2 limones cortados en rodajas
10 dientes de ajos, picados
5 hojitas secas de salvia, trituradas en la mano
1/2 barra de margarina en trocitos
sal y pimienta al gusto
* 1 chile habanero entero


PROCEDIMIENTO:
video


1) Despues de limpiar el pescado, hacerle unas cortadas a ambos lados.


2) Echarle sal y pimienta por dentro y en toda la parte externa incluyendo las heridas que le abrimos.


3) Colocar en un azador o molde para hornear. Ponemos en el fondo la salvia triturada, luego los pescados, les echamos los ajos picados y ponemos las rodajas de limón y los trocitos de margarina encima del pescado y por dentro del molde en si. *Si tenemos el chile habanero, este debe estar entero, lo colocamos directamente en el centro del molde con cuidado que no se nos rompa en el horno... de lo contrario no se lo podrán comer... a menos que sean mexicanos, pues.


4) Tapamos el pescado, ya sea con una tapadera adecuada o con papel de aluminio. Metemos al horno a 350 grados Farenheit o 180 grados Centígrados y lo dejamos hornear entre 20 y 30 minutos. Todo dependerá de su horno, la cantidad de pescado y el tamaño del mismo, pero no deberá tardar más de 30 minutos.
ya horneado


Sugerencias para servirlo: con arroz blanco cocido con leche de coco, ensalada de berro con otras verduras de sabor fuerte y banano verde frito. Que delicioso!


Listo!!! A comer pescado horneado!

Arroz con leche

Este es un postre centroamericano que estoy segura tendrá varias recetas por ahí. En especial en Costa Rica donde es un postre típico.
Pues bien, si bien es cierto este no es mi postre favorito, la verdad es que de vez en cuando se me antoja y lo disfruto mucho. Me trae lindos y sabrosos recuerdos de mi linda Costa Rica!
Este es mi forma de preparar arroz con leche:




INGREDIENTES:


1 1/2 tazas de arrroz blanco
1/2 cucharita de sal
1 lata de leche condensada
1 lata de leche evaporada
azúcar morena, al gusto (aprox 1/2 taza)
canela al gusto (en raja o molida, como lo prefieran)


PROCEDIMIENTO:


1) El arroz se pone a cocinar con una mayor cantidad de agua que la que se acostumbra, en este caso 6 a 7 tazas de agua, y la sal.


2) Es importante que el arroz reviente y quede muy, muy suave. Cuando llegamos al punto de suavidad necesario, cuando el arroz se ve muy reventado y todavía tenemos un poco de agua en la olla, agregamos las leches y la canela. Dejamos hervir a fuego medio y revolviendo ocasionalmente para que no se nos pegue.


3) Durante el proceso en el que las leches y la canela están haciendo buena amistad con nuestro arroz, lo probamos para asegurarnos que está al gusto nuestro en cuanto a dulce. Si necesitara un poco más de dulce, le agregamos azúcar morena. No solo nos va a terminar de endulzar nuestro arroz con leche, sino que le dará un colorcito cremoso muy bonito.


4) Cuando empiece a hervir, lo dejamos estar unos 2 minutos y apagamos la estufa. Nos debe quedar un arroz con leche espesito, suave y cremoso. Si quieren y les gusta, pueden agregar uvas pasas al gusto.


Listo!!! No se les antoja un platito de arroz con leche ahorita? A mí si! Provechito!