Comida casera, deliciosa, sencilla y fácil de preparar. Bienvenido!

lunes, 3 de octubre de 2011

Pollo con piña

hmmmmm qué rico!!! Ojalá UDS sean aventureros con lo que comen y dispuestos a probar estas combinaciones tan deliciosas. Mis hijos solían decir que eso de ponerle piña a la comida salada era una locura... hasta que los hice comer pollo con piña. En ese momento, hasta mi hija menor que es toda exigente para comer, lo disfrutó y se repitió, así que ojalá les guste a UDS mi receta de pollo con piña.


INGREDIENTES:


Pollo en piezas: la cantidad que a UDS les sirva y las piezas que a UDS les guste. Sugiero 2 piezas por persona, en mi caso, 10 piezas.
1 piña o ananás, pelada, sin el centro (esa parte más dura) y cortada en trocitos
1 pedacito de gengibre pelado y rallado. Suficiente para que nos salga 1 cucharita de ralladura
2 chiles dulce, cortado en trozos
6 dientes de ajo, finamente picados
1 chile jalapeño, finamente picado *opcional
sal y pimienta al gusto
aceite (aprox 1/2 taza)


PROCEDIMIENTO:


1) Se lavan bien las piezas y se secan con papel toalla. Les agregamos sal al gusto.


2) Ponemos aceite en un sartén solo lo suficiente para que no se nos pegue el pollo. Colocamos las piezas de pollo, tratando de que no estén muy juntos. A fuego alto. Los dejamos dorar y les damos vuelta para que doren por el otro lado. No hay que estarlos moviendo, solo se les da vuelta una vez y no se les anda tocando. De lo contrario empezarán a soltar los jugos y no se va a dorar bien. Los colocamos en un recipiente para poder continuar dorando el resto de las piezas.


3) Al terminar de dorar las piezas de pollo, usamos el mismo sartén, sin el pollo, para continuar preparando todo. Echamos el ajo picado al sartén con lo que queda del aceite en el que se doró el pollo y, moviendo constantemente, sofreímos el ajo durante unos 30 segundos. Agregamos la piña, la ralladura de gengibre, las piezas de pollo, el jalapeño, sal y pimienta al gusto y aproximadamente 1 taza de agua. Tapamos el sartén y dejamos cocinar a fuego medio, durante unos 10 o 15 minutos.


4) Cuando veamos que el pollo ya casi está listo para retirarlo del fuego, le echamos el chile dulce en trozos. No queremos que se cocine bien el chile. Queremos que nos quede crocante y de un color aun más intenso y brillante.


Listo! Sírvase con arroz o con ensalada de papas. Buen provecho!!!

Frijoles horneados

Como parte de las indicaciones les diré que deberán pasar por ese pueblo o cantón que está despues de San Vicente cuando uno va en dirección a San Miguel, por la panamericana... para pasar comprando los frijoles! O simplemente van a su supermercado favorito y los compran allí!
Tiene algo especial para mí pasar comprando frijoles por ahí, un no sé qué... esa sensación de estar llevando algo para mi familia. 
Alimentar y nutrir a mi familia parece ser mi parte del trato.
Bueno pues, esta es mi versión de los frijoles horneados... ya saben, yo no como cerdo así que estos frijoles horneados no son con cerdo como lo serían típicamente. Espero les guste. Si los prueban, me cuentan como les fue por favor.
Recomendación: Si van a cocinar UDS los frijoles, basta con cocinarlos con unos cuantos dientes de ajo y ponerles sal al final, cuando ya estén cocidos. Deben tener suficiente sal como si se los fueran a comer así no más. Es importante que al final, cuando ya estén cocidos, el caldo no sea mayor de un centímetro por arriba de la línea de los frijoles cocidos, de lo contrario, solo recuerden no agregar todo el caldo para que no quede como sopa.


INGREDIENTES:
1 lb de frijoles blancos cocidos y con sal
1 lb de salchicha de pavo cortados en rodajitas
1 barra de mantequilla (amarilla) o margarina en su defecto
1 cebolla blanca y grande, picadita
1 chile dulce, picadito
6 dientes de ajo finamente picados
1 chile jalapeño, picadito
6 cucharas de pasta de tomate
3/4 atado de dulce ya rallado o azúcar morena en su defecto (para esta receta, particularmente prefiero el dulce al azúcar, pero cuando no lo consigo uso azúcar morena y me queda igualmente deliciosa)
2 cucharitas de salsa inglesa o salsa worcestershire
1 cucharita de mostaza de su preferencia (yo uso la mostaza con semilla)
1 puñito de perejil de hoja lisa, picadita
sal y pimienta al gusto


PROCEDIMIENTO:


1) Se pone la mantequilla a derretir a fuego lento y se le agregan la cebolla, chiles, ajos con sal y pimienta al gusto solo hasta que se pongan algo transparentes.


2) Agregamos la pasta de tomate y mezclamos bien para que se integren los sabores; rectificamos la sazón añadiendo solo un poco más de sal y pimienta. Añadimos el azúcar morena, salsa inglesa, mostaza y mezclamos bien todo. Se verá muy espesa y de color rojo oscuro. No hay que preocuparse por esto. Solo pruébelo, no debe tener ningún dejo amargo y sí debe estar dulce. Solo lo dejamos cocinar unos 3 minutos a fuego muy lento y revolviendo constantemente. Esta es su salsa barbacoa casera.


3) Colocamos los frijoles, con todo y su caldo, en un molde, fuente refractaria (si, si, palabra nueva que aprendí recientemente) o una cazuela de vidrio o porcelana que pueda usarse para hornear, añadimos la salchicha y la salsa. Mezclamos todo bien para que la salsa se integre bien a nuestros frijoles y metemos al horno a 350 grados Farenheit o 180 grados centígrados, durante 30 minutos.


4) Al terminar de hornear los frijoles, sacamos el molde del horno y agregamos el perejil picado y mezclamos para que se integre a todo el plato y su aroma tambien forme parte de tan delicioso plato... 


...y listo!!! Sírvanse y disfruten!!!