Baleadas hondureñas

La Baleada es un plato típico hondureño a base de tortillas de harina, frijoles fritos, mantequilla blanca y queso rallado. Recientemente, este plato ha evolucionado un poco y algunos gustosos le agregan tiritas de pollo, o huevo picado, o chorizo, o tiritas de aguacate. La verdad es que originalmente el platillo es sencillo y no lleva nada de eso. A mí me gusta el platillo original y sencillito. No le agrego nada pero para gustos los colores!

Si lo quieres probar con esos otros ingredientes, adelante! Luego me comentas qué te pareció, si te fue bien o tuviste algún problema, si?

Empezaremos haciendo las tortillas de harina.

Ingredientes:
4 tazas de harina de trigo,
1 barra de margarina derretida y
1 cucharadita de polvo para hornear,
1 taza (aprox) de agua tibia
y un recipiente para mezclar la masa.
NOTA: Esta receta me la enseñó doña Paula Molina de Corrales hace aprox unos 12 años y es la única que de veras me ha servido.

Procedimiento:
1) Se mezclan todos los ingredientes juntos hasta formar una masa firme y suave. Esta masa se despega del recipiente y de los dedos, quizá te recuerde un poco a la masa de plastilina en la escuela.

2) Luego, se corta la masa en trozos pequeños y se empiezan a formar bolitas. El tamaño de las bolitas es opcional. Dependerá de si tienes un comal o sartén lo suficientemente grande para hacer las tortillas. Particularmente, me gustan las tortillas algo grandes y
bien delgaditas así que hago las bolitas de modo que caben en la palma de mi mano.

3) Las bolitas se colocan en una bandeja o superficie limpia y aceitada para que no se peguen. Dejar reposar durante 10 o 15 minutos. En algunos climas o altitudes quizá sea necesario dejarlos reposar unos 30 mins. Consejo: untar aceite sobre las bolitas ya listas para que no se resequen mientras reposan ni se resquebrajen al hacer la tortilla.

4) Mientras las masitas reposan, hay que empezar a preparar los frijoles fritos:
1 cebolla morada picada,
3 dientes de ajos picados,
Hay que sofreír la cebolla con dos cucharadas de aceite vegetal, sal y pimienta al gusto. Cuando la cebolla se empiece a dorar, echar el ajo picado y revolver bien todo junto mientras sigue sofriendose, durante unos 30 segundos. El ajo se quema rápido y si se te quema, se pondrá amargo y te dañará la comida así que hay que cuidarla de cerca.

5) Inmediatamente despues se echan 3 o 4 tazas de frijoles rojos ya cocidos y sazonados, con su caldo en tu sartén con la cebolla y el ajo.
Yo no licúo los frijoles, prefiero machacarlos, pero tu puedes licuarlos si gustas.

6) Para hacer las tortillas, untas aceite sobre una superficie plana y limpia y empiezas a estirar cada bolita del centro hacia afuera y de forma circular.

7) Pones tu comal a calentar pero lo mantienes de fuego medio a suave. Una vez que empiezas a hacer las tortillas, el proceso es rápido.
Pones tu tortilla que ya estiraste en el comal y te esperas unos 30 segundos para darle vuelta. Se verá así:
Le das vuelta y esperas unos 15 o 20 segundos para darle vuelta de nuevo. En esta última vuelta, solo tomas una toalla de cocina limpia que solo usarás para eso y la apretas suavemente sobre ese lado para que la tortilla se sople.

8) Cuando terminas de hacer todas tus tortillas, empieza a armar tus baleadas:
Coloca una tortilla sobre un plato, untale una capa fina de tus frijoles fritos, luego agrega mantequilla blanca (crema o natilla, como lo llames tu) a tu gusto, encima le pones queso rallado a tu antojo y doblas la tortilla a la mitad.

Listo! Esa es una baleada. Ya te la puedes comer.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Berenjena con aceite de oliva y ajo

Tortitas de banano o plátano verde