Pollo guisado


Vean que lindos colores! Díganme si no se ve delicioso!
 ...como dije la vez pasada, tengo muchas recetas para preparar el pollo y tendré que aprender más para no aburrirme ya que, por órdenes médicas, debo mantenerme alejada de la carne de res (mi carne favorita, CHARITA!!!) lo más posible.
Así que, otra receta fácil para preparar pollo.
Espero les guste.

INGREDIENTES:
Pollo en piezas, 2 por persona. En mi caso, 10 piezas. Con o sin piel, es su decisión. Recuerden que en la piel de pollo es donde se encuentra la mayor concentración de grasa...
1 chile dulce en trozos
1 cebolla blanca, grande, en trozos
1 chile jalapeño, cortado en trozos
4 tomates pera, en trozos
6 dientes de ajo cortados en rodajitas
1 cuchara de aceite vegetal
1 puñito de perejil liso, picado
2 tazas de agua
sal y pimienta al gusto

PROCEDIMIENTO:

1) Lavar bien las piezas de pollo y echarles sal y pimienta al gusto.

2) En un sartén grande colocamos el aceite y echamos la cebolla, los chiles, ajos y tomates con sal y pimienta al gusto, a sofreír apenas unos 2 minutos para que los sabores se integren bien.

3) Agregamos las piezas de pollo y las dejamos dorar un poco junto con todos los ingredientes para que el sabor se penetre bien, cuidando de que no se nos queme nada, en especial el ajo. El ajo al quemarse se pone amargo y nos daña el plato de comida, teniendo que volver a empezar todo el proceso de nuevo. Así que mucho ojo. Si lo prefieren, agreguen el ajo cuando pongamos el agua.

4) Después que se ha dorado el pollo por ambos lados, colocamos el agua, tapamos el sartén y dejamos cocinar, a fuego medio, durante aproximadamente 20 minutos. El tiempo de cocción dependerá en gran medida de su estufa así que, si no están seguros del punto de cocción del pollo, prueben metiendo la punta de un cuchillo en la pierna o entrepierna hasta que tope con el hueso. Retiren el cuchillo y observen el líquido que saldrá de la herida. Si es transparente, el pollo está listo. Si sale todavía con sangre, le falta. Por qué no hacer la prueba en la pechuga? Porque la pechuga se cocina más rápido que la pierna y entrepierna; además, porque cerca del hueso es donde suele haber problemas de cocción y podría quedar crudo... lo cual es incluso peligroso para la salud. Hay que evitar el contagio con la salmonella a toda costa.

5) Apagamos la estufa, echamos el perejil picado, lo revolvemos todo bien y dejamos reposar unos 3 minutos antes de servir. Solo para que el calor del pollo marchite las hojas y permita así que los olores y sabores del perejil se integren al resto de la receta.

Listo! Sirvan con ensalada de papas y buen provecho!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Berenjena con aceite de oliva y ajo

Tortitas de banano o plátano verde

Baleadas hondureñas