Gnocchi de plátano verde con leche de coco

A pesar de haber solucionado mi problema de no conseguir plátanos verdes, aún no consigo bananos verdes tan seguido como quisiera. Si bien es cierto me he adaptado y he cambiado algunas de mis recetas, otras han evolucionado por completo y se han convertido en otra cosa.
Una de esas recetas es el gnocchi (pronunciado ñoqui) de plátano verde. Originalmente esta forma de preparar este plato es con banano verde y por la suavidad del banano, no se forman ni en pelotitas ni en masitas ni nada parecido. Se echan directamente de la cucharita y son tan sabrosas que de veras lamento el no poder encontrar banano verde a la venta con más frecuencia.
Mi ex vecina, Gilda Nufio, de hace unos 20 años allá en mi alma máter, el CEA, me enseñó a preparar esto pero se lo ponía al 'Tapado', otro delicioso plato isleño que alguna vez he de publicar también aquí, y a mí me gusta tanto y me cuesta tener todos los ingredientes para hacer el 'Tapado' aquí en El Salvador, que yo simplemente lo hago para acompañar con arroz.
A raíz de ese deseo de comer eso, que nunca le he sabido el nombre, resultó que un día, tratando de adaptar mi receta con plátano verde y pensando que podría resultarme igual, descubrí muchas cosas: que el plátano verde es más seco que el banano verde y no se puede echar en porciones como las de una cucharita porque no se cocina bien y absorbe casi toda la leche de coco... o sea, es poco llamativo. Pero como soy necia y me gusta tanto ese plato, decidí probar de nuevo y así fue como resultaron los gnocchi de plátano verde de mi receta de hoy.

INGREDIENTES:

5 plátanos verdes
2 latas de leche de coco de su marca preferida
1 taza (8 onz) de agua
10 dientes de ajo
1 cebolla grande
sal y pimienta al gusto

PROCEDIMIENTO:

1) Pelar los plátanos y rallarlos en el lado más fino del rallador. Si, ese lado que es hasta peligroso por lo fácil que resulta rallarse los nudillos también. Así que ojo, mucho ojo. Rallarlos despacio y con mucho cuidado.

2) Rallar los ajos y la cebolla también. Guardar los pedacitos restantes.

3) Mezclar todo junto y agregar sal y pimienta al gusto.

4) Ahora estamos listos para formar los gnocchi con nuestros dedos. Se deben tomar pequeñas cantidades de masita entre los dedos índice y pulgar y darles la forma del gnocchi tradicional de papa. Por lo menos, lo más parecido.

5) Cuando tenemos todos los gnocchi listos, procedemos a colocar en una olla mediana la leche de coco con los pedacitos de ajo y cebolla restantes (esos que son tan pequeños que no se pueden rallar), el agua y sal y pimienta al gusto. *Nota, algunas personas también le ponen 1/2 cucharita de comino...a mí no me gusta mucho el comino y procuro usar la menor cantidad de condimentos posible en mi comida, pero ahí tienen la opción.

6) Cuando la leche de coco está hirviendo, le echamos los gnocchi lo más rápido posible sin deshacerlos y los dejamos cocinar unos 5 minutos máximo.

Listo! Son deliciosos con arroz blanco. Buen provecho!

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Berenjena con aceite de oliva y ajo

Baleadas hondureñas

Tortitas de banano o plátano verde