Enrollados de canela


Para empezar, si UD tiene diabetes o está a dieta, mejor aléjese de esta receta. No quiero sentirme culpable de un coma diabético ni me responsabilizo por los kilos que ganará comiendo esto.Si UD es como yo, a quien le encanta lo dulce y no le importa ganar unos kilos de más con tal de comer delicioso, continuemos con la receta. Si ya sé, estoy haciendo las de Poncio Pilato aquí pero bueno, esta delicia puede ser incluso algo adictiva.Nunca la he hecho para el desayuno porque soy muy haragana para levantarme tan temprano a en la mañana a prepararlos pero, aquellos a quienes no les molesta levantarse dos horas antes que el resto de su familia, adelante! Entiendo que son uno de los desayunos más ricos. Yo, los hago para la cena cuando los hago. Nunca los he considerado un postre en realidad, para mí dos enrollados de canela con un vasote de leche fría es una cena en sí. También los he preparado para esas tardes de lluvia en las que no sales de casa y se te antoja algo rico para acompañar el café... en fin, si piensas que es un buen postre, disfrútalo como tal. Si lo quieres hacer para un desayuno, ya sabes, tienes que levantarte muy temprano.

Esta es la receta:

8 tazas de harina de trigo
1/2 taza de agua tibia
3 cucharas de levadura seca
1 y 1/4 tazas de leche escaldada
1 y 1/2 barra de margarina
1/2 taza de azúcar
1 y 1/2 cucharitas de sal
2 huevos

Para el relleno:
3/4 taza de azúcar morena
3 cucharitas de canela molida
* 3/4 taza de nueces picadas (las de tu preferencia) OPCIONAL
* 3/4 taza de uvas pasas OPCIONAL
(Las mias las hago únicamente con azúcar y canela)
1/2 barrita de margarina derretida

PROCEDIMIENTO:

1) Colocas la levadura y 2 cucharas de tu azúcar en el agua tibia, revuelves bien y dejas reposar unos 8 mins. La levadura se pondrá espumosa y muy abundante, por lo que es importante que tengas un recipiente de tamaño adecuado para contenerlo.


*Cómo es levadura, es mejor que el recipiente sea de plástico o de vidrio y no de metal.


2) Aparte pones a calentar la leche sin dejarla hervir, le echas la margarina para que derrita y la dejas aparte unos minutos.


3)En un recipiente hondo colocas la harina, el resto del azúcar, la sal, los huevos y la harina, empiezas a mezclarlo todo, agregas la leche (que ya debe estar tibia y no caliente) y la levadura.



4) Amasas bien todo. La masa deberá quedar suave pero no pegajosa y firme. Si necesitaras agregar más harina por que está pegajoso, adelante.
Dejas reposar la masa unos 15 minutos.

Mientras tanto...
5) Arreglas el relleno. Colocas el azúcar, la canela y los demás ingredientes (si vas a ponerle las nueces y las pasas) en un recipiente y lo dejas aparte, y derrites la margarina.

6) Pasados los 15 minutos, coges un rodillo y estiras la masa a que quede de una pulgada de gruesa y en forma rectangular.

7) Le untas bien toda la margarina que derretiste por último a la masa estirada, le echas el azúcar y la canela a que cubra bien toda la masa. Si vas a agregar nueces y pasas, este es el momento de hacerlo.

8) Ahora tomas la masa y empiezas a enrollarla a todo lo largo.


9)Ya que está enrollada toda la masa, asegúrate que las orillas están bien apretaditas contra la masa y empieza a cortar la masa en aros de una pulgada más o menos.

10) Engrasa tu molde con margarina y echa azúcar morena en todo el fondo del mismo hasta cubrirlo bien. Esto hará que se derrita el azúcar y te de una capita de azúcar en el fondo de tus enrollados. Pueden quedar pegajositas pero eso es parte de la gracia.

11) Coloca todos tus enrollados bien pegados unos con otros y déjalos crecer hasta que doblen su tamaño. Esto puede tardarse una hora o más dependiendo del clima y la altitud en la que vivas.
12) Cuando estan listas para hornear, calienta el horno a 350 grados Farenheit (180 grados centígrados) unos 10 minutos y luego metes el o los moldes en el horno y dejas cocinar unos 35 minutos o hasta que adquieran un suave tono amarillo.

13) Sácalos del horno y empieza a despegarlos de inmediato del fondo pero con mucho cuidado. Si no los despegas del fondo del molde de inmediato, después no podrás hacerlo. El azúcar se pondrá dura y los enrollados estarán pegados al molde y entre sí. Luego que los hayas despegado, déjalos enfriar un poco.

Mientras tanto...

14) En un recipiente pones 2 tazas de azúcar en polvo, o azúcar glass, una cuchara de margarina y le agregas agua tibia a cucharadas, hasta obtener la consistencia deseada. Untas con esto tus enrollados, y 


Listo!!! A disfrutar tus enrollados de canela se ha dicho! Buen provecho!


Comentarios

Entradas populares de este blog

Berenjena con aceite de oliva y ajo

Baleadas hondureñas

Tortitas de banano o plátano verde