Berenjena con aceite de oliva y ajo


De niña jamás habría yo comido berenjena. Me daba asco. Tuve muy mala experiencia con la berenjena hasta años muy recientes...cuando decidí explorar mi alma cocinera y aventurera en la cocina. Le debo a los grandes chefs que veía en foodnetwork el haber aprendido a comer berenjena y disfrutarla como lo hago ahora.
La receta de hoy, la probé por primera vez hace unos 3 años en un restaurante argentino (yo amo la carne de res así que los argentinos son mi mejor opción en ese departamento) y le pregunté al mesero qué me había servido porque me había encantado... aprendí a prepararla hace apenas unos meses cuando empecé a trabajar en el colegio donde laboro actualmente.
Una de las maestras lo llevó, me dio a probar y le pedí la receta.
Como siempre, yo escucho las recetas y las sigo al pie de la letra la primera vez, luego le hago la variante que más me sirve a mí y, luego de probar varias recetas para hacer el mismo plato, este es el resultado final. Inténtalo, es delicioso.
Aclaro que si no te gusta el ajo, difícilmente este plato te gustará.

Se necesita:
6 Berenjenas cortadas en rodajitas muy delgadas. (Yo uso las berenjenas miniatura para esta receta, las prefiero pequeñas y además, tiernas. No quiero esas grandes semillas en mi berenjena.)
*Peladas o con cáscara dependerá de ti. A mí me gustan con la cáscara.
8 dientes de ajo finamente picados.
sal y pimienta al gusto
1 puñito de perejil de hoja lisa, picado, y
Aceite de oliva, por lo menos 3/4 de taza
2 o 3 cucharas de vinagre blanco

PROCEDIMIENTO:

1) Se cortan las rodajas lo más delgado que se pueda, no hasta que parezcan hojitas transparentes pero si muy delgadas... más o menos así como en la foto.


2) Se les echa sal y se dejan estar así unos 10 o 15 minutos. Se podrán muy húmedos y hasta un poco cafés. No importa. En este punto se enjuagan bien con agua limpia y se escurren, luego se secan con papel toalla.

3) En una sartén se coloca aceite de oliva para cubrir el fondo nada más y se echan las rodajas de berenjena, se saltean apenas unos dos minutos con pimienta al gusto y el ajo picado, revolviendo constantemente. Tendrán un ligero color grisaceo y se verán medio transparentes por encima. Apaga el fuego.


4) Inmediatamente le echas el perejil picado y el vinagre. Revuelves bien y lo pruebas para ver si le falta sal, en cuyo caso se lo agregas.

NOTA: En este punto, se supone que lo que debes hacer es colocarlo en un recipiente que pueda taparse bien, y terminar de llenarlo con aceite de oliva; meterlo a la refri y dejarlo reposar unas 12 horas antes de servirlo. Se sirve frio. Digo se supone porque, a mí me gusta tanto que me lo como así, recién preparado. Se lo sirvo así a mi familia como un acompañante más del plato principal o una ensalada. En realidad esto es una entrada. Así lo sirven en los restaurantes. Tu decides como lo harás, yo solo comento como lo hago yo.

5) Agregas aceite de oliva a tu gusto y sirves...o lo colocas en un recipiente, lo cubres con aceite de oliva y lo dejas reposar unas 12 horas antes de servirlo.

Listo! Que lo disfrutes!!!

Comentarios

  1. a mi se me duerme un poco la lengua con la berenhena perooo..eso hare hoy por la noche! es muy rica

    ResponderEliminar
  2. Oh wow, no sabía que la berenjena pudiera producir alergias... debes tener cuidado.

    ResponderEliminar
  3. Gracias! Precisamente esto buscaba porque lo quiero acompañar con el almuerzo

    ResponderEliminar
  4. Me alegra que le pueda servir. Que lo disfrute

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Baleadas hondureñas

Tortitas de banano o plátano verde