Berenjena frita con salsa de tomate

Desde que aprendí a disfrutar de la berenjena, no me canso de prepararla y me encanta aprender nuevas formas de prepararla!
Mucha de mi comida es frita, lastimosamente, por eso estamos como estamos...tomo responsabilidad, pero la comida más rica no necesariamente es tan saludable tampoco, cierto?
Este plato, bien puede servirse como plato principal y es fantástica para los vegetarianos o los que, por A o B, deben seguir una dieta vegetariana por un tiempo y no saben qué comer.
Muchos de mis amigos asumen que la comida vegetariana se resume a comer ensaladas frescas todo el tiempo y, la idea de tener que preparar platos vegetarianos, les asusta.
Yo fui vegetariana por unos años durante mi adolescencia...lástima que por aquel tiempo no me hacían comer berenjena ni a palos y no sabía de esta receta en particular.
Ahora que la conozco la hago bastante seguido, pero, como no he vivido con mi familia durante 10 meses más o menos y hasta ahora que estoy de vacaciones también estoy de cocinera, mi familia tenía como un año de no probarla. Hoy que la hice, se han deshecho en halagos!
Es una de mis grandes satisfacciones: soy profeta en mi propia tierra!
A mi familia le encanta lo que les cocino y no hay mejor motivación que esa para cocinar.
Mi esposo y mi hijo se atrevieron a decirme que esta berenjena en particular, es más rica incluso que el pescado.
No estoy de acuerdo pero como halago se los acepto. Yo amo el pescado y amo la berenjena pero son dos cosas muy, pero MUY diferentes. No sugiero que esto pueda sustituir la carne porque no se parecen si quiera, pero para un vegetariano, este es una muy buena opción de plato principal. Lo fue en mi casa este día y fue todo un éxito! Ya lo era antes pero, después de tanto tiempo de no cocinar para ellos y no probarlo, hoy se dieron gusto.
Que les aproveche también a UDS!

INGREDIENTES:

3 berenjenas saludables y medianas
1/2 taza de harina de trigo
1 huevo
1/3 taza de leche
3/4 taza de migajas de pan o empanizador de su preferencia
1 cucharita de ajo en polvo
sal y pimienta al gusto

PROCEDIMIENTO:

1) Se cortan las puntas de la berenjena y se descartan. Cortamos las berenjenas en rodajas de aproximadamente 1 cm de grosor.

2) Se colocan las rodajas en una bandeja y se les echa abundante sal, de modo que TODAS las rodajas tengan sal. Se dejan estar así por unos 10 o 15 minutos más o menos. Tiempo que usaremos para preparar el empanizado.

3) En un recipiente colocamos la harina, sal, pimienta y ajo y revolvemos bien. En otro recipiente batimos bien un huevo y le agregamos leche y batimos bien. En otro recipiente colocamos nuestras migajas de pan o el empanizador de su preferencia. Algunas marcas de pan venden bolsitas de migas de pan y algunas de esas marcas te venden las migas de pan con hierbas y sazonadores. Yo uso las migas de pan simple.

*Si me sobran migas de pan y/o harina, solo las pongo en bolsitas plásticas que anudo o sello bien y las coloco en el congelador para la próxima vez que necesite empanizar algo.
4) Cuando tengamos ya todo listo y haya pasado ya algún tiempo, notaremos que la berenjena ha soltado agua y se ve llorosa. En ese momento, lavamos la berenjena y la secamos con una toalla limpia de cocina o papel toalla.

5) Colocamos suficiente aceite para freir en un sartén y ponemos a calentar. Mientras tanto, empanizamos la berenjena de la siguiente manera: pasamos cada rodaja por la harina, que se adhiera bien a ambos lados y las orillas de ser posible; luego pasamos las rodajas enharindas por el huevo, que se moje completamente; finalmente lo ponemos en el empanizado y lo cubrimos completamente. Ese será el proceso de empanizar: 1) harina, 2) huevo, y 3) empanizador. Es casi la única forma que uso para empanizar cualquier cosa.

6) Freimos cada rodaja empanizada y las vamos colocando en un platón con papel toalla para absorber el excedente de aceite y luego, cuando lo servimos, le ponemos encima la salsa de tomate. Has tu receta favorita de salsa de tomate.

7) Salsa de tomate sencilla y sin presunciones: en una ollita coloco un sobre de salsa de tomate básico, media barrita de margarina, agua, sal, pimienta, ajo en polvo y tomillo molido al gusto. Dejar hervir y dejar a un lado.

Puede ser acompañado de arroz, lentejas y ensalada fresca o vegetales en escabeche.

Listo! Disfruten!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Berenjena con aceite de oliva y ajo

Tortitas de banano o plátano verde

Baleadas hondureñas