Pollo rostizado con romero y ajo


Pollo rostizado con romero y ajo, sobre Fufú
He visto varias formas de preparar el pollo rostizado y he probado varias recetas y estilos...en los últimos tiempos, esta se ha convertido en mi receta de pollo rostizado.
Creo sinceramente haber encontrado el matrimonio perfecto de sabores y aromas: el romero y el ajo.
Con mi madre hemos librado un par de discusiones respecto a si este estilo de cocinar pollo puede llamarse rostizado en realidad o no...la verdad es que antes de haberle yo llamado así, las recetas que probé y ví por televisión hace muchos años, preparados por mis chefs favoritos, así lo llamaban: rostizado.
Cuando hago pollo rostizado en mi casa, no puedo cocinar solo uno, siempre debo preparar 2. Mi hijo varón no come cantidades tan normales que digamos y para complacerle su apetito voraz y que el resto de la familia también disfrute, siempre hago dos pollos. Lo que me sobra despues lo convierto en otro plato, desde un sencillo sandwich hasta una más compleja ensalada césar o fajitas de pollo.
Uds adapten las cantidades a su familia y sus necesidades.
Descubrí una forma fantástica de lograr un pollo más jugoso y tierno. En inglés se le llama 'brine' y por supuesto no tengo idea como se llama en español. Consiste en preparar el pollo con mucha anticipación en una solución salina que bien puede ser agua, sal y azúcar o en un galón de jugo de manzana. El caso es que si piensan hacer esto, deben preparar los pollos la noche anterior al rostizado. Si los pueden dejar por unas 12 horas en esta solución en la refri, mucho mejor.
La solución debe ser de abundante líquido de modo que cubra el o los pollos por completo así que deben tener un recipiente lo suficientemente grande para poner un pollo entero dentro de este líquido y que quepa en su refrigerador.
Brine
1 galón de agua (por pollo)
1 taza de azúcar morena
2 cucharas de sal
1 puñito de granos de pimienta negra enteros
Se mezcla bien el agua con los ingredientes mencionados hasta que se hayan disuelto bien, agregamos la pimienta y se coloca el pollo dentro de esta solución y se mete el recipiente en el refrigerador durante 8 a 12 horas. Cuando estemos listos para cocinar, se bota el agua y se secan bien los pollos con papel toalla y se procede a preparar para rostizar.
Debo aclarar que cuando no tengo espacio en mi refrigerador para poner los pollos en el brine, simplemente me salto este paso y lo rostizo tal cual. Me sale muy bien, pero siempre prefiero hacerlo con el brine primero...sale mejor.


INGREDIENTES:
2 pollos enteros de 5 lbs cada uno, con todo y piel. Aunque la piel tiene un alto contenido graso, nos sirve para protejer el pollo de que no se nos queme y en especial que no se nos reseque y nos quede jugoso.
4 ramitas de romero fresco. En su defecto, 1 cuchara de romero seco.
4 cabezas de ajo partidos a la mitad sin pelar.
sal y pimienta al gusto

PROCEDIMIENTO:
1) Lavar bien los pollos y secarlos bien con papel toalla.

2) Luego, en el rostizador, echarle la sal y la pimienta a todo el pollo por dentro y por fuera. Meter en la cavidad de los pollos, 2 ramitas de romero y 1 cabeza de ajo partida por la mitad a cada pollo. Las otras dos cabezas de ajo las pongo dentro del rostizador regadas por fuera de los pollos.

*No se preocupen de que no haya ningun ingrediente líquido en esta receta. El pollo se encargará de soltar los jugos y cuando terminen de rostizarlo, no sabrán ni que hacer con tanto juguito que habrá en el fondo de su rostizador.

3) Meter al horno precalentado a 250 grados C (aproximadamente 400 grados F) el rostizador con los pollos primero con las pechugas hacia abajo durante 25 mins. Luego sacarlos del horno, darles vuelta a los pollos y rostizarlos por 15 minutos más con las pechugas hacia arriba.



Deliciosa pechuga rostizada.

* Dependiendo de sus hornos, esto podría tardarse un poquito más. Pueden insertar un cuchillo filoso en la pierna hasta que tope con el hueso y retirlo de inmediato. El juguito debe salir clarito. Si viene con sangre, no está cocido aun. Recuerden que es pollo y el pollo no se come a término medio como la carne. La salmonella es un asunto muy serio y hay que tener mucho cuidado. No me gusta andar insertando cuchillos ni cosas tales en el pollo porque se le salen los jugos y no lo quiero seco. Mi método para detectar que el pollo está listo, es coger con los dedos índice y pulgar la pierna del pollo y moverlo. Cuando el pollo está listo, mover la pierna es muy fácil. Cede.


4) Cuando terminamos de cocinar el pollo, le volvemos a dar vuelta a que quede sobre la pechuga para que todos los jugos que aun no tuviera, sean absorbidos y no nos quede una pechuga seca y desabrida. No cortamos el pollo de inmediato. Lo dejamos reposar por lo menos 15 minutos en esta posición antes de colocar en la bandeja y servir en la mesa o empezar a cortar las piezas.


Listo! Feliz provecho! Les va a encantar!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Berenjena con aceite de oliva y ajo

Tortitas de banano o plátano verde

Baleadas hondureñas