Lasagna de berenjena




Este es un plato DELICIOSO!
En realidad a este plato originalmente se le llama berenjena a la parmesana, pero como yo no uso queso parmesano en mi receta, le he llamado lasagna solo porque se prepara en capas...como la lasagna.
Este es un plato principal y queda perfecto para los vegetarianos o uno de esos días en los que estamos cansados de carne y queremos algo que nos satisfaga y alimente.


INGREDIENTES:


4 berenjenas con su cáscara, partidas en piezas a lo largo con un grosor aproximado de 1 cm.
3 a 4 tazas de salsa de tomate
1 lb de quesillo
3/4 taza de migas de pan o tu empanizador preferido
1/2 taza de harina
1 huevo
sal y pimienta al gusto
aceite para freir


PROCEDIMIENTO:
1) Se colocan las piezas de berenjena sobre un azafate o platón grande, se les pone sal a ambos lados y se le deja reposar unos 10 o 15 minutos. Cuando se haya acumulado líquido sobre las piezas de berenjena, solo se lavan bien para retirar el exceso de sal y ese saborcito amarga que a veces puede tener la berenjena.


2) Se secan bien las piezas con papel toalla y preparamos nuestra pequenia "estación" para el empanizado: colocamos la harina en un recipiente y le echamos sal y pimienta al gusto, revolvemos bien; en otro recipiente colocamos el huevo y mezclamos muy bien con un poquito de leche, digamos 1/2 taza; en otro recipiente colocamos las migas de pan.


3) Para empanizar, siempre empezamos con la harina. Vamos colocando las piezas en la harina, luego las sumergimos en el huevo con leche y finalmente la pasamos por las migas de pan.


* Calentar aceite para freir y cuando está listo freimos nuestras piezas de berenjena, hasta que obtengan un bonito color café dorado.


4) Las piezas fritas se van colocando sobre papel toalla para que este absorba el exceso de aceite.


5) Cuando terminamos de freír la berenjena, colocamos una capa de salsa de tomate en el fondo del molde en el que vamos a preparar nuestra lasagna. Luego colocamos varias piezas de la berenjena bien pegadas unas a otras o incluso una orilla encima de la otra.


6) Ahora le pondremos una capa abundante de quesillo rallado, cubrimos con el resto de la berenjena, le ponemos el resto de la salsa y le colocamos el resto del quesillo. Exactamente como haríamos con la lasagna.

7) Metemos la lasagna en el horno precalentado a 250 grados C o 450 grados F durante 25 minutos o 30. Todo el plato se verá bien integrado y el queso deberá haberse dorado un poco por encima.


*Sugerencia: dejar reposar unos 15 minutos por lo menos antes de servir, de lo contrario se va a desmoronar a la hora de servir.


Para servirlo, yo acostumbro servirlo con arroz y ensalada, pero recientemente hice el descubrimiento del couscous así que ahora, en lugar de arroz, lo sirvo con couscous y ensalada.


Esta receta da para 3 o 4 porciones, dependiendo del tamanio de sus porciones.






RECETA DE LA SALSA:
4 tomates pera o de cocina pelados y picados en trocitos
1/2 cebolla blanca picada
3 dientes de ajo finamente picados
1/2 taza de pasta de tomate
4 hojitas de albahaca picaditas
1/2 barrita de margarina
sal y pimienta al gusto


PROCEDIMIENTO:
1) Se sofríe la cebolla y el ajo en la margarina por aproximadamente 1 minuto, moviendo constantemente, cuidando de no quemar el ajo.


2) Se agrega el tomate y se mueve bien, para que empiece a soltar su jugo. Se le agrega sal y pimienta y seguimos moviendo durante unos 3 minutos luego de lo cual, agregamos la pasta de tomate y lo dejamos integrarse bien con el resto de los ingredientes. Agregamos agua suficiente y dejamos cocinar hasta obtener la consistencia deseada.



Listo!!! Disfruten esta deliciosa lasagna!!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Berenjena con aceite de oliva y ajo

Baleadas hondureñas

Tortitas de banano o plátano verde