Lomito de aguja


Cena de víspera de año nuevo.
Mi deliciosa ensalada con walnuts.
CARNE DE RES!!!!!!! Delicioso!!!!
Bueno pues, como había dicho antes, para la noche del 31 de dic, preparé deliciosa carne de res... un lomito de aguja para chuparse los dedos.
Otra vez, es una receta muy sencilla y, si siguen algunos pasos importantes (marinado y tiempo de cocción) no tendrán de qué preocuparse.
A cocinar pues!







INGREDIENTES:
2 lomitos de aguja de 2.5 lbs aprox cada uno (aprox 5.4 lbs)
10 cabezas de ajo finamente picados.
aceite de oliva
6 hojas de laurel seco
2 cucharitas de margarina
sal y pimienta al gusto
*opcional: vino tinto
harina de trigo

PROCEDIMIENTO:

1) Dos días antes de cocinar la carne, le retiramos los pellejos y exceso de grasa a la carne y la vamos a marinar con el ajo, sal, pimienta y aceite de oliva. Yo solo retiro los pellejos, la grasita se la dejo. Esa grasita le da mucho sabor a la carne. De hecho, en el supermercado a veces se sorprenden de que yo pida la carne con un poco de grasa.
Picamos los ajos. Entre más finamente picado esté el ajo, mejor se apreciará el sabor... sin embargo será más difícil de retirar el exceso de ajo después, así que es su decisión cuán finamente picarán el ajo. El aceite de oliva le proporcionará sabor y nos permitirá que los ingredientes penetren mejor en la carne.  Así que no tema meter sus manos y masajear bien la carne. Las hojitas de laurel estarán ahí en la carne dándole sabor también.Luego colocamos la carne en un recipiente con tapadera en la refri o, si tienen bolsas de plástico de las que se usa para guardar comida en la nevera (traen como un ziper), colocamos la carne allí. Yo lo prefiero en las bolsas porque me aseguro que así quede bien tapado y no le entra aire y solo le doy vuelta a la bolsa periódicamente para que los jugitos con sus sabores se rieguen bien por toda la carne.

2) Para estas dos piezas de carne, necesitaremos 45 minutos en el horno (30 o 35 si lo queremos a término medio), así que, 1 hora antes de cocinar la carne, la sacaremos de la nevera para que se ponga a temperatura ambiente y, mientras tanto, le quitaremos el exceso de ajo.

3) A los 45 minutos de tener la carne afuera de la nevera, encenderemos el horno a 200 grados C (aprox 450 grados F) para que esté bien caliente.

Piezas ya listas para el horno, con el vino
4) Ponemos las piezas de carne en un molde largo para que nos quepa, escondemos las puntas delgadas de la carne por debajo de sí misma (como son delgadas se cocinan más rápido y podrían quemarse al quedar expuestas), echamos un chorrito de vino tinto de su preferencia (aprox 3/4 taza de vino tinto). Que sea uno que a UD. le guste, si no le gusta para tomar, no le gustará el resultado final tampoco. Yo no soy experta en vinos pero yo prefiero de la sepa Cabernet Sauvignon, porque es un vino afrutado con un aroma muy delicioso y es el que usé en esta receta. Si no quieren usar vino tinto (mis amigos adventistas podrían escandalizarse con tal idea), usen la misma cantidad (aprox 3/4 taza) de consomé de carne ya preparado... pero si usan consomé, tomen en cuenta que ya trae sal y calculen de acuerdo a ello para que no les vaya a quedar salado el producto final.

*Aclaraciones importantes a tomar en cuenta: el vino (en cualquiera de sus formas o la cerveza, el brandi, etc.), son potenciadores de sabor. Mejoran el sabor de las comidas y carnes. El alcohol que contienen se evapora en contacto con el calor, el producto final, en este caso la salsa de carne (gravy) no contiene alcohol. El vino es en especial muy bueno para macerar frutas, considérenlo como opción en la cocina. Ojo: la vida útil, digamos, del vino después de abierta la botella, es de 8 días. Si no piensa consumir el resto de la botella, quizá no sea para UD esta opción.

5) Metemos la carne al horno, destapado y dejamos dorar durante 10 o 15 mins. Dependerá de su horno y de cuan dorado quiere su carne.

Empezando a dorar.
6) Cuando la carne está dorada, le ponemos una tapadera encima al molde o, en su defecto, una capa de papel de aluminio procurando que esté bien tapado. Bajamos la temperatura a 180 grados C (350 grados F) y dejamos que termine de cocinar. Ya saben, 30 o 35 minutos para carne a término medio y  45 minutos para carne bien cocida que no se ha secado. Sería una verdadera lástima secar una pieza de aguja. Es bueno conocer nuestro horno... saber si es lento o cocina muy rápido para tomar en cuenta.

7) Terminado el tiempo de cocción, sacamos del horno, colocamos la carne en un recipiente bien tapado y dejamos descansar antes de cortarlo. Si cortamos la carne inmediatamente sale del horno, se le saldrá todo el juguito y se nos secará. Mientras tanto, la salsita (gravy) que nos quedó en el molde, la vamos a terminar de preparar sobre la estufa.
Carne ya lista. Tiempo para espesar la salsa.

8) en una sartén amplia, se pone una cucharita de margarina a derretir, luego se le agrega dos cucharitas de harina de trigo a la margarina y, con un cucharón de madera, revolvemos constantemente esta harina. Esto lo hacemos durante unos 2 minutos... suficiente para quitarle ese sabor harinoso. Luego le echamos la salsita de la carne (todo el juguito que soltó y se combinó con el vino a la hora de hornear) poco a poco mientras revolvemos bien para que se mezcle bien la salsa con la harina y no nos quede pelotoso. Hay que probarlo en este punto para rectificar, de ser necesario, la sal y la pimienta. Luego dejamos hervir, a fuego medio, durante 3 o 5 minutos. Solo suficiente para que espese un poco.  No lo queremos tan espeso tampoco. Esta será la salsa final de nuestra carne.

8) Pasados 20 minutos de reposo de nuestra carne y habiendo ya preparado la salsa, procedemos a cortar la carne en rebanaditas tan gruesas o delgadas como sea su preferencia y servimos a la mesa.


Listo! Deliciosa aguja para deleitarnos. Buen provecho!!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Berenjena con aceite de oliva y ajo

Tortitas de banano o plátano verde

Baleadas hondureñas