Lasagna de espinacas

Hasta antes de 2001, la única lasagna conocida para mí, era la lasagna de carne de res y salsa de tomate. El 2001 me mudé a Costa Rica y ese país significó para mí muchas cosas, pero en especial fue un despertar a las sensaciones y educar mi paladar a un mundo de posibilidades... y sé y entiendo que me falta mucho.
El mundo culinario es muy grande y yo aun no conozco ni la cuarta parte. El irlo descubriendo para mí es belleza, es placer, es interesante y delicioso... es fascinante.
En Costa Rica comí la primera lasagna vegetariana que probé en mi vida y bueno, quedé encantada ante las posibillidades que ofrece la lasagna... ahora tengo unas cuantas recetas propias de lasagna. 
Hoy comparto esta receta de espinacas y prometo que se van a chupar los dedos. No le hagan mala cara a la espinaca, la vamos a preparar muy rica y les va a gustar más de lo que le gustaba a Popeye abrir esa su lata de espinacas y hacérselas tragadas. Además, contiene tantos nutrientes, que vale la pena aprender a comerla e incluírla en nuestra dieta habitual (solo con saber que ayuda a evita el cáncer debería ser suficiente razón para consumirla): contiene vitaminas, antioxidantes, hierro, calcio, potasio y no sé qué más.
A mí me encanta incluírla en mis ensaladas frescas pero hoy la vamos a preparar en una lasagna.


*Nota: consideren que yo cocino para 5 personas (incluyéndome) y cuando preparo lasagna, no sirvo otra cosa excepto el fresco. Así que esta lasagna bien puede ser suficiente para una familia de 5 o para una reunión de10 personas que comerán otras cosas además de la lasagna.


INGREDIENTES
Tiempo. Aproximadamente 1 1/2 horas.
2 paquetes de lasagna de 1lb cada una
2 latas de leche evaporada (aprox 26 onzas)
1/2 litro de crema/mantequilla blanca/natilla
3 tazas de agua, aproximadamente
1/2 cebolla blanca, picada
3 dientes de ajo, picados
3 atados de espinacas (aprox 5lbs en peso)
4 cucharas de margarina
4 cucharas de harina de trigo
1 puñito de perejil de hoja lisa, picado finito
3 hojitas secas de laurel
aceite de oliva
sal y pimienta al gusto
una pizca de nuez moscada rallada
1 1/2 lbs de queso rallado de tu preferencia (mozarella, quesillo, cheddar blanco, Izalqueño)


PROCEDIMIENTO:
1) Existe lasagna precocida que solo se coloca junto con todos los ingredientes y se mete al horno. Pero, por alguna razón, me gusta la lasagna que trae bordes decorativos cuando voy a preparar lasagna vegetariana y esa se debe cocinar. Ud puede seguir las instrucciones que vienen en el paquete, o seguir mis indicaciones.


2) Rallamos el queso y lo dejamos a un lado.


3) Ahora preparamos la espinaca. La espinaca se hace nada por lo que recomiendo conseguir bastante... aunque parezca demasiado en un principio. Dependiendo de la variedad de espinacas y de la forma que se obtiene en el supermercado, vamos a tener que deshojarla o no. La mía si. Hay que deshojarla y quitarle esos tallos tan duros que tiene. Lista la espinaca, la enjuagamos con abundante agua y nos preparamos para cocinarla.


4) Colocamos en una olla grande, abundante agua y dejamos hervir. En el momento que está hirviendo, le echamos la espinaca y la dejamos estar en el agua unos 10 o 12 segundos no más. Nos interesa que adquiera ese color vibrante que adquieren las verduras cuando hacemos este procedimiento... en inglés se le llama 'blanch' y según dice Google, eso en español es 'blanquear' o hacer palidecer algo. Pues, no se pone pálido, así que sigo sin saber como llamarle a este proceso en español. Sacamos la espinaca de inmediato y la dejamos escurrir. Para otros propósitos, en este momento deberíamos colocar la espinaca en agua con hielo, pero igual vamos a seguirla cocinando así que no importa, solo la dejaré enfriar un poco, antes de continuar


5) Ahora haremos la salsa blanca. En una olla o sartén, colocamos la margarina a que derrita, a fuego medio, y le cebolla y ajo picados (guardamos un poco para la espinaca) echamos la harina y con un cucharón de madera, revolvemos muy bien hasta que se forme una pasta espesa del color de la margarina. Seguimos revolviendo constantemente para que no se pegue ni se queme y dejamos que se cocine dos minutos. Luego vamos echando la leche evaporada lentamente mientras seguimos revolviendo. Esto con el propósito de que no se nos hagan pelotitas de harina que después no podamos deshacer muy bien. Se pondrá todo muy espeso. Seguiremos echando la leche hasta asegurarnos de que está bien mezclada. Agregamos agua suficiente como para cubrir bien una lasagna grande... aproximadamente 3 tazas de agua fresca.


6) En este punto, echamos sal y pimienta, hojitas de laurel y dejamos que se cocine mientras revolvemos de vez en cuando para asegurarnos que no se vaya a pegar. Esto puede tardarse unos 15 minutos o 20. Inicialmente la salsa podría verse muy rala. No hay que preocuparse, al cocinarse se va a espesar. No es buena idea echarle mucha sal en este punto; al cocinarse se va a espesar y todos los sabores se van a intensificar. Es mejor esperar al final para agregarle más sal de ser necesario. Siempre se puede agregar sal, lo que no se puede es sacarla del producto final.


7) Continuamos con la espinaca al mismo tiempo que cuidamos la salsa. 
Aunque se haya escurrido muy bien, en apariencia, la espinaca, tiene por lo menos un litro de agua en ella. Pónganla sobre una toalla de cocina limpia y exprímanla para retirar el exceso de agua. Yo la exprimo en mi mano y no la exprimo demasiado, no la quiero excesivamente seca. Luego de sacarle el exceso de agua, la pico bien con un cuchillo y listo para el resto del proceso.


8) La salsa está lista cuando, al pasar mi dedo limpio por la parte trasera del cucharón de madera con salsa, se forma como un caminito y no se corre, tal como se ve en la foto. La salsa deberá estar algo espesa pero no tanto. Si la salsa recién cocida estuviera muy espesa, al enfriarse parecerá gelatina y así no la queremos.
En cuanto está lista le vamos a agregar la el perejil picado, la crema/mantequilla blanca/natilla y un puñito del queso rallado. Lo revolvemos muy bien para que se incorpore bien todo y dejamos estar.


9) En un sartén a fuego medio, colocamos el aceite de oliva (aproximadamente 3 cucharas), cebolla y ajo, sofreimos durante unos 40 segundos y agregamos la espinaca picada, la sal y pimienta. Revolvemos bien durante unos 3 minutos y listo. Apagamos el fuego y tomamos la nuez moscada y la rallamos encima de la espinaca. La cantidad que le echaremos es un aproximado de 1/4 de cucharita o incluso menos. Solo le pondremos un poquito. La nuez moscada le da un toquecito de sabor único a la espinaca, pero no queremos echarle demasiado tampoco. Revolvemos bien para que absorba el sabor y dejamos a un lado.


10) Mi proceso para cocinar la lasagna es bastante largo pero la verdad es que evito que se me parta o rompa las piezas de lasagna y evito quemarme... y eso lo vale para mí. Como dije, UDS pueden seguir las indicaciones en el paquete. Coloco una sartén grande sobre la estufa con abundante agua y dejo hervir. Cuando está hirviendo agrego sal y voy colocando las piezas de pasta de lasagna en forma de cruz y de 4 en cuatro. 
Los dejo cocer aproximadamente 7 minutos y los saco y empiezo a armar la lasagna. Ahora bien, saco las primeras piezas, agrego más agua a la sartén si es necesario y repito todo el proceso de nuevo hasta cocinar todas las piezas que necesito. Esta parte toma MUCHO tiempo asi que sugiero que tomen eso en cuenta si deciden hacerlo a mi manera.


11) Para armar la lasagna...
En el fondo del molde pongo una generosa capa de salsa blanca, luego coloco las piezas de pasta de lasagna. La primera capa de pasta, la coloco y le doy vuelta para que tenga salsa por ambos lados. Hago dos capas de pasta de lasagna antes de colocar el relleno. Me gusta pasar cada pieza por salsa para que esté humedecido por ambos lados. Luego agrego las espinacas y las distribuyo lo más uniformemente posible a lo largo y ancho del molde. Agrego un poco de salsa y queso rallado y coloco dos capas más pasta de lasagna. Al final le echo el resto de la salsa y el queso rallado. 


12) Colocamos la lasagna en el horno a 480 grados F o 250 grados C y dejo cocinar durante 30 minutos. Lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar un poco... digamos unos 15 minutos. Si partimos la lasagna recién salida del horno, se nos va a desbaratar y para el colmo, estará tan caliente que no nos la podremos comer. Es importante dejarla reposar un poco antes de partirla.


Listo! Su deliciosa lasagna de espinacas está lista para ser disfrutada. Buen provecho!


Comentarios

  1. Chef, excelente combinacion para realizar la Lasagna de espinacas.

    Me encanta la Lasagna, pero siempre hago la Lasagna de espinacas clasica.

    Me parece que tu blog es excelente, felicitaciones!!

    Soy Cata tengo el blog de receta de Cocinas faciles, te invito a visitarlo, espero te guste y puedas incluirlo en tu lista de sitios recomendados.

    Gracias.
    Saludos Cata

    ResponderEliminar
  2. Que gusto me da leer tu comentario y saber que no solo mis amigos y amigas leen mi blog. Estaré echándole un vistazo a tu blog también yo. Gracias por visitarme y tomarte tiempo de leer mi receta y comentarla.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Berenjena con aceite de oliva y ajo

Tortitas de banano o plátano verde

Baleadas hondureñas